JABONES BOTÁNICOS

FÓRMULA Y PREPARACIÓN

Los jabones son elaborados artesanalmente, respetando el método tradicional de proceso en frío. A través de este procedimiento los principios activos de los ingredientes se conservan en perfecto estado, así la piel recibe todos sus nutrientes.
La fórmula contiene componentes de origen vegetal y por lo tanto biodegradables, es decir que sus residuos no contaminan el medioambiente. Los jabones son libres de parabenos y otros derivados del petróleo, así también de conservantes sintéticos, perfumes artificiales y sufrimiento animal.
El principal ingrediente es el aceite de oliva extra virgen, prensado y envasado artesanalmente en una finca de la provincia de San Juan. El ácido oleico, presente en los olivos, regenera naturalmente la piel al tiempo que nutre y brinda protección a todos los tipos de piel.

CONSERVACIÓN

Los jabones pueden fraccionarse para extender su vida útil, una vez en uso, se recomienda utilizar jabonera para conservarlo mejor.

VARIEDADES

JABÓN DE OLIVA, también conocido como jabón de Castilla. Reversionamos este clásico sumándole arcilla verde, que limpia la piel profundamente, elimina impurezas y puntos negros. También aporta una gran sensación de frescura. 
El aceite de oliva es un potente regenerador e hidratante, mientras que la arcilla verde exfolia suavemente, ayudando a remover las células muertas. 
Indicado para todo tipo de pieles.

CARBÓN ACTIVADO elimina toxinas, suciedad y exceso de grasa. Tiene propiedades antibacterianas, limpia la piel con efecto detox. Indicado para pieles grasas y para tratamiento del acné. 

La fórmula de HIBISCUS Y MANTECA DE KARITÉ da como resultado un regenerador cutáneo, que embellece incluso las pieles más secas o con poca nutrición. Aporta luminosidad y firmeza, rico en vitaminas, recupera las pieles más deshidratadas. Sus ingredientes son perfectos para suavizar arrugas y manchas. 
Indicado para todo tipo de pieles.

La combinación de CALÉNDULA Y MANTECA DE CACAO es ideal para pieles secas, sensibles o irritadas. Las propiedades de la caléndula desinflaman y calman la piel enrojecida. 
La manteca de cacao nutre y regenera las pieles afectadas por la sequedad, aporta suavidad y flexibilidad.
El uso diario del jabón previene la aparición de arrugas y estrías.
Indicado para todo tipo de pieles.

 

 

_______

RITUAL FACIAL

( UN SET PARA TU RITUAL DIARIO ) 

Incluye lo esencial para tu rutina de skincare:
EMULSIÓN DE LIMPIEZA, TÓNICO FACIAL, SÉRUM, CREMA FACIAL.
Podés alternar su uso y adaptarlo cada día a las necesidades de tu piel.

EMULSIÓN DE LIMPIEZA

Es super suave, así que limpia y refresca el rostro sin dejar la piel tirante.  Los aceites de su composición hacen de esta emulsión un poderoso limpiador, tanto que se puede utilizar como desmaquillante. 
Para usarla correctamente recomendamos humedecer previamente el rostro, aplicar una pequeña cantidad en las yemas de los dedos, masajear gentilmente cara y cuello. Retirar con ayuda de un pad y agua templada.

TÓNICO FACIAL

Esta fórmula, compuesta por aguas florales*hidrolatos, respeta el PH, ayuda a reducir los poros y a conservar el agua que naturalmente posee la piel, evitando la resequedad.
Sólo tenés que rociar el spray a unos 20 o 30 centímetros del rostro y dejar reposar.

SÉRUM 

Blend aromático de aceites vegetales. Puro alimento para la piel, hidrata en profundidad, aportando firmeza y brillo natural.
Son suficientes tres gotas, de este concentrado, para nutrir el rostro. Aplicar con presiones leves, masajes ascendentes y hacia afuera.

CREMA FACIAL

Hidratante de textura ligera, amable con todos los tipos de piel. Con un aroma floral y fresco que despierta e ilumina el rostro.
Aplicar una pequeña cantidad en las yemas de los dedos y masajear el rostro.

 

 

_________

CALÉNDULA, FLOR MARAVILLA

( CALÉNDULA OFFICINALIS ) 

El aceite de caléndula es un ingrediente vital en casi todas nuestras fórmulas, para conocer sobre sus múltiples dones y enterarte por qué lo elegimos, te invitamos a leer el siguiente artículo.


FLOR MARAVILLA

A través de un proceso artesanal de maceración de sus flores en aceite de jojoba obtenemos el aceite o extracto botánico. La flor de caléndula es originaria del mediterráneo, crece de forma silvestre en climas templados, se cultiva en jardines y huertas. Por la inmensa cantidad de beneficios para la salud y el bienestar que posee se le ha otorgado el nombre de flor maravilla.

Se cree que el origen de su nombre deriva de la palabra kalendæ, que para los romanos representaba al primer día del mes. Su etimología nos habla de una planta de larga floración, es decir, una planta con la capacidad de florecer en cualquier momento del año.

USOS DEL ACEITE DE CALÉNDULA

Este aceite es rico en fitoesteroles, que tienen la propiedad de recuperar la piel dañada, mantenerla hidratada y aliviar la picazón. Por eso se recomienda para tratar: pieles irritadas, insolaciones, prevención de estrías, grietas, rojeces, quemaduras, inflamación, picaduras de insectos, dermatitis (consultá previamente con tu médico/a).
Además encontramos en su composición betacaroteno y ácido salicílico, que hacen de este extracto un emoliente ideal para pieles sensibles y para la piel de bebés.
En el Antiguo Egipto ya conocían sus efectos medicinales y la utilizaban para curar todo tipo de dolores, en la actualidad sabemos que tiene un poderoso efecto analgésico y antiinflamatorio. Es por estas características que se recomienda su uso para dolores musculares, golpes y contracturas.
 

TIP PARA PIELES REACTIVAS / SENSIBLES

Creemos que los masajes faciales, realizados con regularidad y correctamente, contribuyen a recuperar firmeza y elasticidad. Para un mejor deslizamiento se sugiere utilizar una crema o aceite, en el caso de las pieles sensibles el aceite de caléndula es una excelente opción, por su efecto suavizante. También pueden utilizar este extracto botánico como sérum nutritivo y limpiador facial.

 




Productos Linda formulados con aceite de Caléndula:

CREMA FACIAL
CREMA DE MANOS
SÉRUM LINDA + ELI HEROS

*A una temperatura menor a 15°C el aceite de jojoba tiende a solidificarse, en esos casos recomendamos darle calor con nuestras manos antes de la aplicación.

 

_________

ROSA MOSQUETA

( ROSA RUBIGINOSA ) 
ACEITE PURO, LIBRE DE CONSERVANTES Y DE FRAGANCIAS SINTÉTICAS. 

El aceite de rosa mosqueta es uno de los aceites regeneradores e hidratantes más potentes para la piel, mejora la apariencia de manchas, cicatrices y estrías.
En su composición se destacan: omega 6, omega 3 y ácido linoleico, antioxidantes y vitamina A. Favorece un tono de piel más uniforme y aporta flexibilidad. 
Estimula la producción natural de colágeno, elastina y ácido hialurónico.


REGENERA
La composición de este aceite promueve la reconstrucción cutánea. Por su capacidad para regenerar tejidos se puede utilizar para mejorar eccemas, quemaduras y psoriasis.

REAFIRMA
El aceite de rosa mosqueta estimula la producción de colágeno y posee antioxidantes, de modo que mejora la elasticidad e hidrata profundamente. Por eso se recomienda para quienes eligen prevenir el envejecimiento de la piel.

CICATRIZA
Tiene la capacidad de reducir el relieve de cicatrices, así como también armoniza el color. También aumenta el flujo sanguíneo, por lo tanto beneficia la renovación celular.

¿CÓMO USARLO?
SOLO DE USO NOCTURNO (ACEITE FOTOSENSIBLE)

EN EL ROSTRO * Aplicar luego de la limpieza facial. Colocar 3 o 4 gotas en las palmas de las manos, frotar y luego presionar las palmas sobre el rostro, cuello y escote.

EN EL CUERPO * Aplicar sobre la piel limpia en la zona elegida.

_________


ACEITE DE JOJOBA,
ORO LÍQUIDO DEL DESIERTO

( SIMMONDSIA CHINENSIS ) 

El aceite de jojoba es nuestro ingrediente estrella y, sin dudas, el aceite preferido de todas las pieles. 
Si querés saber por qué está presente en varias de nuestras fórmulas, te invitamos a leer el siguiente artículo.

¿QUÉ ES EL ACEITE DE JOJOBA?

El aceite se extrae de la semilla de un arbusto que crece en suelo árido, originario del desierto californiano. Actualmente se produce en distintos lugares con características similares; el aceite de jojoba de Linda, se cultiva y extrae en la Provincia de La Rioja (Argentina).
En la antigüedad se conocía a este aceite como oro líquido por sus propiedades, de hecho los primeros usos se remontan a los pueblos originarios. En la actualidad también recuperamos sus beneficios para el uso cosmético, es que este aceite está constituido por un 96% de ceramidas, es rico en Vitamina E y super antioxidante. Sus cualidades son excelentes para el cuidado de la piel y el cabello.

USOS Y BENEFICIOS

Una de las características que más nos gusta del aceite de jojoba es la multiplicidad de usos que se le pueden dar, además al ser ligero se adapta muy bien a todo tipo de pieles.
Hidrata y suaviza la piel, aporta flexibilidad y brillo naturalmente.
El aceite de jojoba es antiinflamatorio, de ahí que sea óptimo para realizar masajes faciales y corporales. 
Atesora proteínas queratínicas que ayudan a mejorar el aspecto del cabello: lo nutre y elimina el frizz.
También puede utilizarse como mascarilla facial de rápida absorción, un boost hidratante, que deja tu piel super luminosa. Otra opción es sumar dos o tres gotas a mascarillas caseras.
Los aceites son excelentes desmaquillantes, antiguamente ya los utilizaban artistas luego de sus espectáculos. Funcionan muy bien para retirar maquillaje y suciedad, además de proteger la película hidrolipídica, muchas veces dañada por limpiadores espumantes y abrasivos.

ACEITE DE JOJOBA: LIMPIADOR FACIAL

Sabemos que la limpieza es un paso fundamental para que nuestra piel esté disponible a fin de recibir los nutrientes de serums o cremas faciales.
Una alternativa a los limpiadores tradicionales es utilizar aceite de jojoba, pero ¿cómo?
El primer paso es humedecer un pad o paño reutilizable y aplicar algunas gotas de aceite de jojoba. Una vez hecho esto, pasar suavemente por el rostro, para retirar maquillaje y residuos ambientales.
Al finalizar pueden quitar el excedente con un pad humedecido con tónico facial.

*IMPORTANTE: utilizar únicamente aceites puros de origen botánico.